Connect with us

Hot world news

Gramsci en Europa | EL MUNDO FINANCIERO

Gramsci en Europa | EL MUNDO FINANCIERO

Noticias economicas

Gramsci en Europa | EL MUNDO FINANCIERO


Desde mediados del siglo XX, y especialmente a raz de Mayo del 68, se desarroll en Europa occidental un marxismo terico e intelectual, que trat de modificar el materialismo histrico teniendo en cuenta las circunstancias socio-polticas y culturales de cada pas. El creador de la llamada filosofa de la praxis, el italiano Antonio Gramsci (1891-1937) es el teorizador de la teora revolucionaria neomarxista que ha inspirado a la izquierda radical y a la concepcin progre de la political correctness. Gramsci consideraba que deba haber una estrategia revolucionaria especfica para Europa occidental. Si en Rusia el Estado era el Leviathan omnipresente, ya que nunca existi una sociedad civil desarrollada, en la Europa occidental la superestructura era muy importante, era la clave para articular una suerte de revolucin de las almas. Por lo tanto, la estrategia no era apropiarse del Estado para dominar la sociedad, sino de conquistar la sociedad para apropiarse del Estado. Haba y hay todava en la mente tardoizquierdista- que conquistar ideolgicamente a los intelectuales, sobre todo a travs de la escuela y la universidad, que han sustituido a la Iglesia, porque los intelectuales son los difusores ms eficaces de las ideas. La Universidad, la Magistratura, el Ejrcito, el Arte, la Historia, los Mass Media, deben marxistizarse. Los intelectuales deben romper con el poder poltico para hacerse portavoces del cambio de valores, para convertirse en agentes de la subversin axiolgica, para transformarse en sacerdotes de la revolucin.

Gramsci recoge la herencia del humanismo renacentista, del jacobinismo revolucionario francs y de la Ilustracin, elementos que unidos con el materialismo histrico y dialctico, configuran una Weltanschauung de la inmanencia. Ms en concreto, Gramsci afirma, en los Cuadernos de la crcel, que la filosofa de la praxis presupone este pasado cultural: el Renacimiento, la Reforma, la filosofa alemana y la Revolucin francesa, el calvinismo y la economa clsica inglesa, el liberalismo laico y el historicismo que se encuentra en la base de toda concepcin moderna de la vida. La filosofa de la praxis es la coronacin de todo este movimiento de reforma intelectual y moral. Para Gramsci, el ncleo esencial del marxismo consiste en ser una religin de la inmanencia. El marxismo es una cosmovisin que tiene como enemigo a derrotar cualquier manifestacin de una visin trascendente del hombre. El gramscismo neomarxiano es una revolucin contra la trascendencia, en definitiva contra la religin y contra Dios.

El instrumento para construir la civilizacin de la inmanencia es el partido comunista, el partido revolucionario, denominado por Gramsci gran admirador y devoto de Nicols Maquiavelo- el Prncipe moderno. Siguiendo la cnica tica maquiavlica, para el idelogo italiano cualquier medio es bueno si es eficaz para alcanzar el fin, que no es otro que el de llevar a buen puerto la revolucin cultural.

El partido define los valores, que sern tiles en la medida en que ayuden a la completa secularizacin de la vida y de las costumbres sociales. Pero el partido no es slo el inspirador intelectual de una nueva cultura inmanente, sino tambin y principalmente el eficaz ejecutor. En el interior del partido, a la usanza de las sociedades ilustradas de pensamiento, tiene que haber una lite cultural que pueda imponer a la masa puntos de vista inmanentes y antirreligiosos.

Hay que elaborar una nueva realidad social y cultural, desarraigada de la tradicin cristiana. Todo medio que conduzca hacia la inmanencia y hacia la estulticia de lo polticamente correcto ser calificado de moderno, avanzado, progresista y democrtico. En cambio, los elementos de una visin trascendente o simplemente realista sern anatematizados con las adjetivaciones de antiguo, cavernario, oscurantista, sotanesco, reaccionario o simplemente fascista.

Despus de la cada del Muro de Berln y el sonoro desplome del Imperio sovitico, desaparecieron los aspectos polticos y econmicos del totalitarismo marxista. Pero en cuanto ideologa materialista e inmanentista, el marxismo gramsciano ha sido el inspirador de una cultura agresivamente laicista y radical, as como deconstructora de valores y principios, que todava est presente en vastos sectores de las sociedades occidentales.

En nuestra sociedad, en la espaola, el gobierno revolucionario radicalsocialista del Presidente Snchez Prez-Castejn, alumno aventajado, discpulo avezado y epgono furibundo del gramscismo ms recalcitrante, ha sumido a la Patria en una orga de deconstruccin axiolgica, en un trastoque de valores, que hace que se produzca un desenfreno conductual, una miseria moral, una apata nacional y una confusin intelectual ms propias de un cotolengo fetn que de una sociedad madura, desarrollada, responsable, avanzada, interclasista y democrtica.





Source link

Continue Reading
You may also like...
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Noticias economicas

To Top
error: Content is protected !!